domingo, 11 de julio de 2010

Final. En busca de la gloria.

Una final del mayor evento futbolístico del planeta, es algo para no perderse, más aún cuando tu país, tu nación, tus gentes, se ven representadas por 23 futbolistas en un acontecimiento tan magestuoso como el que se celebra cada cuatro años en una tierra diferente.
Es una fecha clave, una fecha rodeada en color rojo en el calendario de todo un futbolero. No se olvida, es algo para la eternidad el disputarun partido de tal magnitud, en donde el subcampeón simplemente es nombrado pero en donde al ganador se le recuerda para siempre. Una final representa un esfuerzo impresionante, en donde se engloba mucho sufrimiento deportivo por parte de ambos conjuntos rivales en el partido.

La final de hoy entre España, el mejor conjunto del campeonato, y Holanda, la única invicta del torneo, representa la final más atractiva posible, en cuanto a lo que pueden ofrecer dos conjutnos en un terreno de juego.
Ambos, yendo de menos a más, se an merecido el pase al gran teatro del fútbol, en un escenario que coronará a uno de ellos como uno de los campeones más merecidos de la historia del torneo.
Ninguno de los que la disputarán podrán disfrutar de un encuentro como éste. Es el partido de su vida, irrepetible, increíble y casi místico.

En lo deportivo, prácticamente conocemos todo de ambos; muy probablemente, Torres volverá al once a pesar de la gran actuación de Pedro Rodríguez frente a Alemania. En Holanda, Van der Wiel y De Jong volverán a ocupar los frentes dejados contra Uruguay.

Los onces harán historia. En la roja, por ser el primer once que dispute una final, una alineación que los historiadores del balompie recordarán de por vida. En Holanda, el equipo será recordado antes del encuentro como el tercer equipo inicial que intenta un asalto a la Copa del Mundo.
Del Bosque y Van Marwijk como capitanes de estos grandes barcos que enoquecen a sus países.

Es un partido único, el partido de sus vidas de los 46 futbolistas de la final, más todo el personal que acarrea una selección. En noventa minuots se decidirá quién entra por vez primera en la historia de este estratosférico torneo, un torneo singular, único, pero a la vez múltiple y diverso, en donde el fútbol no se conjuga sin la cultura, la tradición, la historia y su gente, esa que cada cuatro años se sumerg en un sueño,y del que nadie quiere despertar sin antes ganar la copa.

Una final es para disfrutarla, con la responsabilidad que ello conlleva, pero sobretodo para ganarla, para hacer de todo un país un recuerdo imborrable, perenne, inmortal. Nosotros tenemos un sueño europeo perpetuo... hoy queremos otro.

Holanda 46%- España-54%

2 comentarios:

  1. Hola, si te interesa un intercambio de links pásate por mi blog y te agrego y me agregas. Soy un viejo escritor de diariodundeportivista.blogspot.com pero que estoy en este:


    http://deportivoyfutbol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. La verrdad es que va a ser una final historica y TODA ESPAÑA estara pendiente de esta tarde. En pocas horas empieza la hora de la verdad y A POR ELLOS!!!!

    ResponderEliminar

Coméntame qué te parece aunque no tengas cuenta de Blogger,NO IMPORTA que estés registrado, sólo poniendo tu nombre en "Nombre/URL" o como Anónimo. ¡Anímate!.Gracias por tu opinión.